jueves, 14 de septiembre de 2017

Reseña de manga - Orange

Ficha bibliográfica




Título: Orange
Mangaka: Ichigo Takano
Editorial: Shueisha en Japón, en España Tomodomo
Fecha de publicación: 2012-2015
Capítulos: 22 (+spin-off), en 5 tomos
Estado: Terminada
Género: Shojo, seinen, drama, amor, vida diaria, fantasía






Sinopsis

El primer día de clase, Naho recibe una misteriosa carta de quien dice ser su yo del futuro en la que se predice de forma exacta cada cosa que está a punto de pasarle. Además, la remitente le aconseja no llevar a cabo determinadas acciones. Haciendo caso omiso de ella, Naho invita al chico nuevo que acaba de llegar desde Tokio, Kakeru, a salir con sus amigos después del instituto. Pero algo terrible le ocurre a Kakeru ese día. Algo que podría no haber sucedido si hubiera vuelto antes a casa.

Sabiéndolo, Naho decide comenzar a seguir las instrucciones que recibe desde un mundo futuro en el que Kakeru ya no existe. Pero hacer frente al presente sin dejar lugar para el arrepentimiento no resulta tan sencillo como debiera.

¿Es posible cambiar el pasado? Una historia sobre el valor de la amistad, el peso de los remordimientos y la importancia de vivir el presente.

Opinión personal (sin spoilers)

Descubrí este manga gracias a mi amigo K, que me lo recomendó hace tiempo. Entonces no lo leí, porque tenía otras series pendientes. Tiempo después me encontraba en la tienda de Norma Editorial de mi ciudad y los vi, y no pude resistirme a comprar el primer tomo. Me gustó tanto y lo leí tan rápido que al día siguiente ya estaba otra vez en la tienda comprándome los cuatro restantes. Puro vicio.

La historia es simple: Naho recibe una carta de su yo futuro que le cuenta todo lo que le va a pasar, especialmente sobre Kakeru, un estudiante nuevo que acaba de transferirse a su escuela. A pesar de que la carta le sugiere lo contrario, Naho invita a Kakeru a salir con ella y su grupo de amigos por la tarde. Lo que no sabe es que algo terrible le sucede a Kakeru, algo que habría podido evitar, quizás, si no hubiese ido con Naho. A partir de entonces ella seguirá todos los consejos de las cartas que le llegan del futuro, un futuro en el que Kakeru no existe y que tanto ella como su yo futuro quieren evitar.
Ya os podéis imaginar un poco el talante de la historia. Es tierna, dramática, con un punto fantástico, y se desenvuelve alrededor de temas como el amor y la amistad. El recurso del futuro no es del todo original, pero está bien desarrollado y bastante bien resuelto, a pesar de que, siendo sincera, a veces se apoya demasiado en la conveniencia y en recursos como los secretos, los malentendidos o los hechos obvios que los personajes tardan años en descubrir. De todos modos la trama entretiene, pues se basa en un seguido de hechos cotidianos con los que es fácil sentirse identificado, aunque sucedan en Japón (cosa, por cierto, muy destacable, pues el manga está ambientado en una pequeña ciudad japonesa, al menos pequeña según los estándares del país nipón, y cuida mucho los detalles costumbristas). El tema de las cartas es muy divertido, y engancha descubrir qué secretos amaga la siguiente; todo envuelto en un aire de melancolía, de ternura y de la ingenuidad propias de una historia sobre la adolescencia y el crecimiento, sobre arrepentimiento y puro altruismo.

Los personajes principales son seis amigos, todos bastante diferentes y todos muy buenas personas. Son entrañables, eso es cierto, pero a veces caen un poco dentro del arquetipo. La protagonista tiene un corazón gigante, y eso hace que se le perdonen algunas de las muchas veces en las que no espabila, pero en general no sale de la definición de "chica con el corazón gigante y un crush", que es tan exasperante como pobre. Y Kakeru, el protagonista, que puede ser exculpado por sus idioteces porque está deprimido y se siente solo, a veces también llega a resultar un poco odioso. De eso se salvan los personajes secundarios, que en mi opinión son mucho más interesantes, y cuya fuerza, junto con el puro drama, es la que construye la historia.

El arte, por su parte, es impecable. Es bastante más realista que otros shojo, muy agradable a la vista por sus trazos claros y limpios, y mezcla bien con el punto inocente del manga.

En resumen, es un manga recomendable. De hecho es el único shojo que tengo completo en casa (¡qué honor!). Es más real que otros de su género, a pesar del punto de fantasía que tiene. Le he puesto la etiqueta de seinen también, porque es más maduro que otros mangas de su género, pero tampoco esperéis una gran complejidad, porque no la tiene. Es un manga sencillo pero bien escrito y bien desenvuelto, fácil de disfrutar. Aun así, por algunas de sus conveniencias y para reservarme las cinco estrellas para otros mangas más compeltos y potentes (véase 20th Century Boys, Akira, la obra de Jiro Taniguchi o incluso Death Note) le doy solo cuatro.

Por cierto, no puedo sino aplaudir a la editorial por la edición. No me fijo normalmente en estas cosas pero en este caso es muy notable. La serie está completa, con cinco tomos, pero aparentemente el sexto está de camino, que incluye un spin-off, y quizás habrá un séptimo y todo (la información no está muy clara en las redes, tendré que seguir investigando para confirmarlo). Además el manga cuenta con una versión anime, con una película live action y me parece que con otra película más, que si no existe todavía seguro que está en camino. Ya veis, ¡toda una franquicia!


¡Hasta otra, biblioviajeros!

lunes, 11 de septiembre de 2017

Reseña cinematográfica - Origen

Ficha cinematográfica


Título: Origen
Título original: Inception
Año: 2010
Director: Cristopher Nolan
Actores principales: Leonardo DiCaprio, Ellen Page, Joseph Gordon-Levitt, Ken Watanabe
Duración: 148 min
Nacionalidad: Estadounidense
Apta: +12 años
Basada en una novela: No
Género: Acción, suspense, ciencia ficción




Sinopsis

Dom Cobb (DiCaprio) es un experto en el arte de apropiarse, durante el sueño, de los secretos del subconsciente ajeno. La extraña habilidad de Cobb le ha convertido en un hombre muy cotizado en el mundo del espionaje, pero también lo ha condenado a ser un fugitivo y, por consiguiente, a renunciar a llevar una vida normal. Su única oportunidad para cambiar de vida será hacer exactamente lo contrario de lo que ha hecho siempre: la incepción, que consiste en implantar una idea en el subconsciente en lugar de sustraerla. Sin embargo, su plan se complica debido a la intervención de alguien que parece predecir cada uno de sus movimientos, alguien a quien sólo Cobb podrá descubrir. (FILMAFFINITY)

Opinión personal (sin spoilers)

Os presento, lectores y lectoras, la película favorita de la mayoría de vuestros amigos.

Al menos en mi caso, cuando preguntaba "¿Y cuál es tu película favorita?" había escuchado bastantes veces la respuesta "Origen, ya sabes, la película de DiCaprio sobre los sueños y eso" (quizás he exagerado un poco la situación, pero ya me entendéis). Por alguna razón que todavía no comprendo, ni se me pasó por la cabeza mirarla hasta que un compañero de la universidad, R, me la recomendó hace unos meses, otra vez. Y de repente me vino un flechazo y pensé en unirme al club de "he visto Origen", para ver si podía incluirme en su infinito grupo de fanáticos o no. Veamos.

La trama está bien, es entretenida. La película nos presenta a Cobb, un hombre capaz de entrar en la mente de la gente en sueños gracias a unas máquinas extrañas y junto con algunos compañeros, con los que se dedica a robar secretos del subconsciente de la gente en sus momentos de más vulnerabilidad, y vive una vida como ladrón a sueldo al margen de la legalidad. Por distintas razones se ve envuelto en un caso más complicado, en el que le piden realizar un "origen", es decir, inculcar ideas en la mente de una persona, y a pesar de sus reservas por el peligro que ello conlleva, no podrá sino acceder porque puede ser su última oportunidad de dejar esta vida y volver con su familia.

Los personajes no están mal, pero en mi opinión no tienen tampoco nada muy especial. Para realizar la misión de "origen" se reúne un grupo variopinto a lo american squad con distintos talentos que es bastante típico. No tengo nada en su contra, de hecho son divertidos y entrañables, pero ninguno llama la atención. El más desarrollado es Cobb, que vive encerrado en el pasado y en el recuerdo de su ex-mujer, que lo persigue en sueños (literalmente), una parte de la trama que me gustó bastante aunque se repite un poco demasiado para mi gusto.

Lo mejor de la película es la idea base. La ambientación de Origen, el hecho de que se infiltren en los sueños de alguien, las reglas que siguen en los sueños, sus tácticas y técnicas para sacar el máximo provecho de esta infiltración y la base teórica de cómo funciona la mente humana está bien pensado y, lo más importante, bien resuelto. Este tipo de películas a veces cae en el peligro de una resolución floja por írsele demasiado la olla, pero Origen lo mantiene todo a buen ritmo y en su punto justo de excentricidad. La cantidad de detalles y de conexiones de la película es asombrosa, tanto, que es incluso menor que la cantidad de teorías de fans que existen. De hecho, me parece que para comprender la película en su totalidad es absolutamente necesario un segundo visionaje.

No olvidemos que Origen es una película de Hollywood, cosa que se nota en todo momento. Las americanadas están aseguradas. Al menos también se ha contagiado de la increíble cinematografía y los efectos especiales de este tipo de películas, con lo que las escenas de acción y el mundo de los sueños, tan apabullante, son impecables.

En mi opinión la película es quizá un poco demasiado larga. El final, especialmente el clímax, está innecesariamente estirado, aunque no es nada grave ni condeno la película por ello.

De todos modos le doy 4 estrellas porque, siendo sincera, me mantuvo expectante durante los buenos 148 minutos que dura. A pesar de tener un regusto mainstream, que no tiene porqué ser malo pero sí repetitivo, y a pesar de no ser (ni de lejos) mi película favorita, sí que la recomiendo como película de entretenimiento bastante curiosa. Pienso volverla a ver algún día.


Trailer


¡Hasta la próxima, biblioviajeros!

viernes, 8 de septiembre de 2017

Reseña literaria - La insoportable levedad del ser

Ficha bibliográfica




Título: La insoportable levedad del ser
Título original: Nesnesitelná lehkost bytí
Autor(a): Milan Kundera
Nacionalidad: Checa
Editorial: Tusquets editores
Fecha de publicación: 1984
Saga: No
Páginas: 336
Género: Amor, novela filosófica, drama




Sinopsis de la editorial

Esta es una extraordinaria historia de amor, o sea de celos, de sexo, de traiciones, de muerte y también de las debilidades y paradojas de la vida cotidiana de dos parejas cuyos destinos se entrelazan irremediablemente. Guiado por la asombrosa capacidad de Milan Kundera de contar con cristalina claridad, el lector penetra fascinado en la trama compleja de actos y pensamientos que el autor va tejiendo con diabólica sabiduría en torno a sus personajes. Y el lector no puede sino terminar siendo el mismo personaje, cuando no todos a la vez. Y es que esta novela va dirigida al corazón, pero también a la cabeza del lector. En efecto, los celos de Teresa por Tomás, el terco amor de éste por ella opuesto a su irrefrenable deseo de otras mujeres, el idealismo lírico y cursi de Franz, amante de Sabina, y la necesidad de ésta, amante también de Tomás, de perseguir incansable, una libertad que tan sólo la conduce a la insoportable levedad del ser, se convierten de simple anécdota en reflexión sobre problemas filosóficos que, afectan a cada uno directamente, cada día. 

Opinión personal (sin spoilers)

Hoy os traigo una novela que me enamoró. Me la recomendó mi madre, como siempre, y yo la he recomendado al menos a diez personas más. No sé cuantas de ellas me han hecho caso. Pero si estás leyendo esto, te lo prometo: vale mucho la pena.

"Esta reconciliación con Hitler demuestra la profunda perversión moral que va unida a un mundo basado esencialmente en la inexistencia del retorno, porque en ese mundo todo está perdonado de antemano y, por lo tanto, todo cínicamente permitido."

La insoportable levedad del ser es una novela que podríamos, a grandes rasgos, calificar como filosófica. Su autor, eso sí, no estaría de acuerdo. Según Milan Kundera el libro va más allá de la filosofía y la psicología, ya que mira la misma esencia de los personajes. Lo que es innegable es que la novela toca muchos temas universales de la filosofía, como el amor, la fidelidad o la relevancia de la vida y de nuestros actos.

"Y llegó a la conclusión de que la cuestión fundamental no es: ¿sabían o no sabían?, sino: ¿es inocente el hombre cuando no sabe?, ¿un idiota que ocupa el trono está libre de toda culpa sólo por ser idiota?."

Uno de los temas más recurrentes (y en mi opinión más interesantes, que yo ya había conocido en Así habló Zaratustra) es el del eterno retorno, de Nietzsche. Este planteamiento de la vida se basa en que todos nuestros actos se repiten eternamente, y por lo tanto todo lo que hacemos, aparentemente irrelevante, adquiere una significancia y un peso intimidantes. De hecho, a mí me parece un tema moralmente precioso, pues de este modo el objetivo de todo ser humano es conseguir vivir una vida tan plena que no nos atemorice que se repita una y otra vez. Según Kundera, en medio de la carga infinita de cada uno de nuestros pensamientos y nuestras acciones, nuestra vida se puede presentar en toda su levedad. Esta oposición del peso y la levedad es un tema crucial en la novela, un tema que se repite y se explota y da sentido a la historia de sus personajes. El peso y la levedad no es el único contraste del libro. La insoportable levedad del ser está lleno de ellos: la vida y la muerte, la fidelidad y la infidelidad, el amor y el desamor. 

"Si cada uno de los instantes de nuestra vida se va a repetir infinitas veces, estamos clavados a la eternidad como Jesucristo a la cruz. La imagen es terrible. En el mundo del eterno retorno descansa sobre cada gesto el peso de una insoportable responsabilidad. (...) Pero si el eterno retorno es la carga más pesada, entonces nuestras vidas pueden aparecer, sobre el telón de fondo, en toda su maravillosa levedad. ¿Pero es de verdad terrible el peso y maravillosa la levedad? (...) Es una incógnita. Sólo una cosa es segura: la contradicción entre peso y levedad es la más misteriosa y equívoca de todas las contradicciones."

La novela está ambientada en la época de la Guerra Fría y el socialismo, con Tomás y Teresa, marido y mujer, que se ven obligados a marchar de su país. El conflicto externo es evidente, y se mezcla con el conflicto interno de la pareja. Tomás siente un deseo irrefrenable hacia otras mujeres, junto a su amor por Teresa, quien, a pesar de sufrir por la infidelidad de su marido, no quiere dejarle por temor a perderle. Otro personaje interesante es Sabina, la amante eterna de Tomás, que se acuesta con hombres casados y que vive una existencia amoral en toda su levedad. Todos los personajes de la novela tienen sus conflictos personales, existenciales, y de hecho la trama se teje de hechos cotidianos que, junto con los pensamientos de los personajes, se vuelven trascendentes.

"La grandeza del hombre consiste en que carga con su destino como Atlas cargaba con la esfera celeste a sus espaldas. El héroe de Beethoven es un levantador de pesos metafísicos."

El estilo del autor es muy claro, de algún modo lírico. Su modo de escribir es muy bonito, muy refinado, muy reflexivo. A veces es algo enrevesado, pero no tanto por su forma sino por su fondo. La historia no es lineal, así que también lo complica todo un poco. Y el narrador va cambiando, pues vemos el mundo a través de los ojos de Tomás, de Teresa, de Sabina, de Franz... Es muy interesante explorar todos sus puntos de vista, todas sus distintas maneras de hacer, pensar y ver, y de interrogar al mundo y su existencia.

"¿Qué es el vértigo? ¿El miedo a la caída? ¿Pero por qué también nos da vértigo un mirador provisto de una valla segura? El vértigo es algo diferente del miedo a la caída. El vértigo significa que la profundidad que se abre ante nosotros nos atrae, nos seduce, despierta en nosotros el deseo de caer, del cual nos defendemos espantados."

No estudio filosofía (aunque lo haré, quiero hacerlo) pero una amiga mía sí y me dijo que este libro recoge ideas de distintos filósofos, que se plantean en distintas partes de la novela de un modo bastante sutil, de manera que cada parte corresponde a una teoría filosófica diferente, o algo así. No he investigado mucho, pero de ser así me resultaría incluso más atractivo. 

"Y es que las preguntas verdaderamente serias son aquellas que pueden ser formuladas hasta por un niño. Sólo las preguntas más ingenuas son verdaderamente serias. Son preguntas que no tienen respuesta. Una pregunta que no tiene respuesta es una barrera que no puede atravesarse. Dicho de otro modo: precisamente las preguntas que no tienen respuesta son las que determinan las posibilidades del ser humano, son las que trazan las fronteras de la existencia del hombre."

En resumen, como os he dicho al empezar, una recomendación instantánea. He aquí un libro ambientado en una época convulsa, lleno de conflictos, con unos personajes muy interesantes, unas ideas y reflexiones que no os dejarán indiferentes, y todo perfilado con gusto y con un estilo sublime y profundo.
Un retrato directo del ser humano, de sus deseos y de su vulnerabilidad.


"Los que crearon estos régimenes criminales no fueron los criminales, sino los entusiastas, convencidos de que habían descubierto el único camino que conduce al paraíso. Lo defendieron valerosamente y para ello ejecutaron a mucha gente. Más tarde se llegó a la conclusión generalizada de que no existía paraíso alguno, de modo que los entusiastas resultaron ser asesinos."
"El tiempo humano no da vueltas en redondo, sino que sigue una trayectoria recta. Ese es el motivo por el cual el hombre no puede ser feliz, porque la felicidad es el deseo de repetir."


¡Hasta otra, biblioviajeros!